jueves, 17 de mayo de 2007

Descubrimientos

El más asombroso: me encanta, me parece divertidísimo, tengo mono.

Los de novata el primer día de prácticas: no miro por los espejos retrovisores, me gustan más las ventanas.

Se me cala el motor menos de lo que había pensado.

Puedo sentirme macarra a 40 kilómetros por hora.

Y, si piso no sé qué pedales, sale un humo muy negro y horrible desde el tubo de escape y los coches de detrás pitan.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay mi niña¡¡¡¡¡¡¡¡¡ y yo pensando, que miedo mi, olga al volante¡¡¡¡¡ Con lo despistada que es para la circulación¡ Me encanta que te haya gustado tanto¡¡¡¡ Te imagino como una loca al volante sin ningún tipo de miedo¡¡¡ me gusta que estes disfrutando. Ah, si con el sol no se ve que se semáforo esta encendido, tu siempre mira al más pequeño de abajo que ese siempre se ve¡¡¡¡¡¡ te quiero. Mª Carmen¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

suntzu dijo...

Genial, es lo mismo que me pasaba a mí cuando empecé. Pero para mí era básicamente un suplicio. Lo pasé peor con el carné que con las oposiciones. En realidad, nunca he querido conducir, ha sido por necesidad. Pero me alegro de que tú te lo pases bien.
Disfrútalo...

UnaExcusa dijo...

Me encanta. Me parece divertidísimo. Hoy he tenido mi segunda clase (diario de una conductora en ciernes) y nos hemos ido por una carretera llena de bacbes. Doy volantazos, sigo agarrando el volante como si fuera un amante al que no quiero dejar escapar (y debería haber aprendido que a los amantes se les deja libres). Pero me encanta: no me pongo nerviosa (salvo cuando veo que me puedo cargar a alguien).
Vamos, que me lo paso de puta madre y que estoy deseando que lleguen las cuatro de la tarde para dar clase.

Anónimo dijo...

amor mío, te veo pidiendome el coche todo el rato; dejamé llevarlo anda, porfa, porfa...
porqué no vamos a tal sitio? conduzco yo!
Esto está chupaote quiero mucho, (para ser conductor de primera, acelera, acelera,...)
Un besamarracaco. Pupe.

UnaExcusa dijo...

Yo también te quiero, Pupe, y tengo mono de ti y ganas de que pasen estas semanas horribles para cogerte por banda... cenas, comidas, carretera... Lo que quieras, oye.

Arwen dijo...

A mí también me encantó conducir desde el primer día. Es una de las sensaciones más geniales que conozco, así que me alegro de que sientas lo mismo. Ánimo y a disfrutar de esas pequeñas cosas

el_salmonete dijo...

Hola

Aprovecho este mensaje, y podría ser cualquier otro, pero éste me gusta mucho, aunque sea corto; decía que aprovecho éste para decirte que me gusta lo que leo en tu blog y lo digo con el deseo de que sigas con esta labor y que mi comentario te sea agradable.

Un saludo