domingo, 10 de septiembre de 2006

Nunca es suficiente




















Todo o amor do mundo não foi suficiente
todo o amor do mundo não foi suficiente porque o amor não serve de nada.
ficaram só os papéis e a tristeza, ficou só a amargura e a cinza dos cigarros e da morte.
os domingos e as noites que passámos a fazer planos não foram suficientes
e foram demasiados porque hoje são como sangue no teu rosto, são como lágrimas.
sei que nos amámos muito e um dia, quando já não te encontrar em cada instante, cada hora,
não irei negar isso.
não irei negar nunca que te amei.
nem mesmo quando estiver deitado,
nu, sobre os lençóis de outra e ela me obrigar a dizer que a amo antes de a foder.

José Luis Peixoto

Todo el amor del mundo no fue suficiente
todo el amor del mundo no fue suficiente porque el amor no sirve de nada.
quedaron sólo los papeles y la tristeza, quedaron sólo la amargura y la ceniza de los cigarros y de la muerte.
los domingos y las noches que pasamos haciendo planes no fueron suficientes
y fueron demasiados porque hoy son como sangre en tu rostro, son como lágrimas.
sé que nos amamos mucho y un día, cuando ya no te encuentre a cada instante, en cada hora,
no lo negaré.
no negaré nunca que te amé.
ni aun cuando esté acostado,
desnudo, sobre las sábanas de otra, y ella me obligue a decirle que la amo antes de follarla.

7 comentarios:

suntzu dijo...

¡Vivan las rupturas bien llevadas! Si es que existen... Bromas aparte, es un poema muy hermoso. Hay amores que, aunque hayan acabado de cara a los demás, siguen fluyendo por nuestro interior. Y si no el amor, el recuerdo del mismo, aunque a veces queramos negarlo o nos obliguen a ello (como en el poema). ¿Por qué tendremos en ocasiones esa costumbre de arrepentirnos o avergonzarnos de lo que sentimos una vez como algo bueno?

suntzu dijo...

Un detalle muy bueno el de ponerlo en portugués. Gracias.

UnaExcusa dijo...

Cierto, Suntzu.
Por qué tendremos esa costumbre de arrepentirnos, avergonzarnos, o las dos cosas a la vez, de lo que sentimos como algo bueno un día.
Cómo asumir las derrotas, cómo pensar que no fue una derrota, ni un fracaso, cómo aprender sin machacar al otro, sin machacar la imagen del otro, sin matarnos a nosotros mismos en el intento...
Es educación? Nos educan mal emocionalmente?

arwen dijo...

Nos educan mal emocionalmente seguro, porque simplemente no nos educan. Nos enseñan que no está bien que seamos felices, cuando estamos aquí para eso, nos muestran que no se debe decir lo que se siente, como si se nos fuera la vida en ello...
De todas formas, yo no entendí el poema como una ruptura, sino como un alejamiento en el que, al menos uno de los dos, ama y sigue amando. Lo que ninguno queremos oír es que el de nuestro lado amó a otro, o pensamos que los otros no quieren oír que nosotros amamos y eso sí que es una tontería.
Sin embargo, aún no he aprendido a desprenderme de demasiadas tonterías.

UnaExcusa dijo...

No sabemos ser felices (porque en nuestra cultura el sufrimiento implica ver a Dios); no sabemos ser sinceros sin herir; no sabemos mantener una relación que no sea complicada y a la que no salpiquen nuestras inseguridades.
En eso estamos: en el cansancio...

Anónimo dijo...

Precioso, nos encanta complicarnos la vida, hacerlo todo más dificil.

Yo estoy en una situación similar, parece que no se acaba nunca. Supongo que por miedo a que se acabe.

También te echo/os echo de menos a todos aunque menos porque os leo a menudo.

Jorge

UnaExcusa dijo...

Regresa...