lunes, 17 de septiembre de 2007

Eurobasket. Una angustia.

Cuando era pequeña, vi algún All Stars, alguna exhibición de la NBA y a Michael Jordan y a Magic Johnson, pero sólo soñé con Larry Bird. Después de él, ninguno. Iván, FLaC, David_Holm, (me) hablan de baloncesto: alguno de palabra, por pasión y por trabajo; otros escribiendo.

Vi los cuartos y la final. Me pegué a La Sexta, a su manía de hablar con todos los famosos que hay en las gradas y a sus problemas de conexión y lo único que he descubierto, además de que no aguanto a los locutores deportivos, ni sus gracias, ni sus bromas, es que aficionarse a un deporte con tanto ritmo es una auténtica angustia. Aplaudes cuando una bola naranja entra en un agujero; gritas falta cuando, milagrosamente, han cometido una -y sí es un milagro: yo no sé qué es una falta-; opinas sobre el cansancio de Pau Gasol porque ves al pobre crío sudando a chorros y con las aletas de la nariz abiertas y boqueando; te preguntas qué les dirá Pepu Hernández -sí, te has aprendido el nombre- en los tiempos muertos y descubres que en dos segundos se puede conseguir la gloria. No sólo eso: abres el periódico -"el periódico" siempre es El País- y te lees de cabo a rabo una entrevista con Calderón. Y no porque sea extremeño, que a ti eso no te importa lo más mínimo, sino porque encesta y porque todos dicen que ha sido la pieza clave.

Y te entra taquicardia.

Porque al fútbol, yo, no le cojo el punto, por más intentos de un amigo mío. Al fin y al cabo, pueden estar noventa minutos sin meter un gol. Nada que ver con un 80-63, un 92-85, un 60-59. Nada que ver con criticar a los diarios deportivos, que dedican la portada al fútbol también el día de la final España-Rusia; ni a los informativos que abren la sección con los premios que ellos retransmiten para no darle publicidad a otra cadena y que olvidan que se deben a sus telespectadores y no a su empresa -ah, la eterna lucha, como la de la nivelación- y preguntas y hablas... y te emocionas porque descubres a Ademola en un partido y así se llama un gato que te gusta y...

Y qué coño. Te fijas en otras cosas.

Porque una tiene ojos en la cara y cierta sensibilidad, ya saben, y cierto gusto estético y hasta lloró cuando vio Las Meninas por vez primera y...

Hay que ver lo bueno que está Marc Gasol.

12 comentarios:

DOODDLE dijo...

Nunca lo habría pensado de ti, mira tú por dónde.

:D

Sorrow dijo...

Yo jugaba de pequeña... pero luego no me hice lo suficientemente "grande" y fue mejor dejarlo.

Pero me sigue encantando la emoción de buen partido.

FLaC dijo...

Jejeje, es que el baloncesto engancha un montón. Aunque yo nunca había visto a Marc Gasol de esa manera. Personalmente prefiero a Simas Jasaitis (lituano). By the way, no eres la única que ha descubierto el porqué de Ademola en este europeo. Okulaja jugó un añito en Unicaja y aunque ahora esté acabao a mí me gustaba un montón. Para muestra un botón.

Anónimo dijo...

Hola,

De pequeña, a 3oEGB, hacían un fin de semana de basquet, y el primer día llevaron a tres jugadoras profesionales de basket, me gustaron mucho, aunque luego me tuve q ir al bus.

Lo recordais S&S&A!, q tiempos aquellos, hasta q vino la bruja de la profesora en 4egb y nos separó, sin comentarios.

Recuerdos.
MARIADOL MARDOX2007@YAHOO.ES

Arwen dijo...

Pues a mí me gusta el baloncesto pero visto en la cancha, he intentado ver el campeonato y no he podido, en parte porque los locutores me sacaban de quicio. Eso sí, vi los últimos tres minutos de la final y casi muero del infarto, madre mía, madre mía.
Y a los jugadores no los suelo ver como tú ves a Marc Gasol, supongo que porque soy un retaco y como que no me veo yo con un tío que me saca más de un metro...Porque para soñar, otros, ¿no?

FLaC dijo...

Arwen no creo que ningún te saque más de un metro. Eso significaría que tú mides aproxx. 1'10m. Es algo que me encanta de los andaluces: cuando hablamos de cantidades somos precisos, precisos, precisos. Nunca exageramos.

¿Basket en la cancha? No sé hace 20 años que voy a ver Unicaja. Te prometo que el día que nos clasificamos para la Final Four lloré como si hubiera sido yo el ganador.

Viuda de Tantamount dijo...

En estos temas, incluido el posible "buen estar" de Gassol, soy analfabeta funcional.

Justo diferencio entre jugador y canasta.

B x C

princesadehojalata dijo...

Yo es que soy más de Garbajosa. ;)

FLaC dijo...

Muy buena elección princesadehojalata

Arwen dijo...

Flac, qué quieres que te diga, soy exageráa nada más. Es que, además, la altura para mí es algo muy relativo, hay gente a la que veo más alta y luego es como yo, gente que veo más baja y es igual, personas que comparo con otras y resulta que no, que la que creo más alta es más baja...Tengo una percepción de la altura real un tanto distorsionada, quizás por eso sufro vértigo...
Y sobre el Unicaja y la cancha, que quiés que te diga, que es que es para llorar, que no me extraña tu reacción.

el_salmonete dijo...

Sí, en Sevilla. Al pie de la Giralda te leo siempre. Yo te hago en Extremadura, pero es como... como un sueño.

Pesadilla fue la final contra Rusia, equipo que desde hace unos años no me parece tan legendario. A mí me gustaba aquello de Cu-CurruCuú Paloma, por mi padre y el cine de Sergei.

Saludos

UnaExcusa dijo...

Yo tampoco, Dooddle, yo tampoco... xD.

Sorrow, y los pivots, ¿qué? Yo nunca he jugado a nada medianamente bien...

FLaC, está mejor Marc que el Jasaitis ése. Dónde va a parar. De todos modos, no he descubierto el porqué de Ademola: sólo vi a Ademola de refilón, cuando pusieron el rótulo con su nombre, y me acordé de tu gato...

Mariadol, no recuerdo nada de unas jugadoras de baloncesto, así que digo yo que te referirás a otras personas que conozcas o que quizá se pasen por aquí también. Que hay muchos que se asoman silenciosos.

Arwen, yo también me sentiría rara con un tío de dos metros y no soy un retaco. Pero también pienso, como dije de un amigo mío (que mide 1,98): hay más cuerpo por recorrer...

FLaC, si es que la emoción es lo que tiene...

Viuda, las diferencias son claras. Pero yo no distingo un penalti de un geranio...

Princesa, también tiene su punto, sí, también lo tiene...

El_Salmonete, donde me haces es donde estoy...