sábado, 21 de octubre de 2006

A favor de tu piel

A favor de tu piel,

tengo de testigo la luna,
jugué mi inocencia,
gané tu locura.

Derechito al Edén,
sin paradas y sin regreso;
si esperan tus besos,
quién para ese tren.

A favor de tu piel,
que aprendí mejor que la mía,
llené mi cuaderno
con tu geografía.

Se borró la ciudad.
Ya sólo eras tú mi paisaje,
mi sur, mi viaje,
mi punto final.

No hay un sitio mejor,
preso y a tu merced,
yo rendido a favor
de tu piel.

A favor de tu piel,
de todos los mundos posibles,
viví entre tu pecho
y tu boca infalible.

Te podría tocar
con los dedos de la memoria.
Contar nuestra historia
lunar por lunar.

A favor de tu piel
ahora ya sin prisa ninguna
pasé aquella noche
de las mil y una.

Pero no pudo ser.
Se perdió un pasaje del cuento,
un golpe de viento,
un no y un por qué.

El poniente sopló,
mi fortuna se fue
y rendido a favor de tu piel.

No hay un sitio mejor,
preso y a tu merced,
yo rendido y a favor de tu piel.

Si hay un sitio mejor,
no lo quiero saber:
yo rendido a favor de tu piel.

Javier Ruibal

2 comentarios:

arwen dijo...

No sé si es un poema o una canción, pero ya hay un cantante que le copió algunos versos...
Por cierto, gracias por ir dejando poesías por aquí, así voy aprendiendo...

UnaExcusa dijo...

Es una canción, de Javier Ruibal, que me gusta mucho; de su último disco, que resume una historia de pieles que se econtraron...