lunes, 21 de agosto de 2006

A veces sucede














A veces sucede.
Algo quiebra el mecanismo
cotidiano de la desolación y sucede.
Se despista la terca ley de la distancia
y dos cualquiera se encuentran,
sin saber cómo, sin casi pretenderlo.
Conversan, se ríen, se sorprenden
de no desconfiar en absoluto,
se entregan a lo que van inventando
como si estuvieran protagonizando el Génesis.
Todo es muy extraño, piensan para adentro
en los raros momentos en que se les aparta la alegría
porque vuelve a asaltarles la costumbre.
Pero el milagro sigue.
No detienen el juego por ahora.
Pasean, deletrean el alfabeto de su inocencia,
balbucean sus nombres nuevos, sus sueños viejos,
cantan estribillos de canciones tontas
y les parece extraordinariamente divertido,
se olvidan de comer, hablan sin parar de la hermosura,
se conmueven cada vez en los silencios.
Suele haber en estos casos una ciudad
que va dando pasos lentos hacia la noche y luego
pasos un poco más rápidos hacia el alba.
El alba mientras tanto aguarda tranquila,
en su sitio, con su guadaña.

David Eloy Rodríguez, que hace mucho tiempo me regaló más poemas de los que puedo recordar.

Y lo copio aquí porque me apetece dedicárselo a alguien que aún ha de recoger un beso en la Plaza Mayor de Madrid.

8 comentarios:

m0ntaraz dijo...

Hay que tener muchos arrestos para desafiar al alba y a sus asesinos...

Bonito poema.

Hoy he estado en esa Plaza, tras una mañana de gestiones y compras superfluas, recargando mis baterías, tomando una jarra de cerveza con limón y unas pocas fotos.

Te dejo una de ellas a ver si descubres si el beso sigue por allí.
FOTO

Salud.

UnaExcusa dijo...

Creo que lo han recogido ya...

Friks Vaporup dijo...

Muy bueno. Creo que algo así - o era "exactamente así" - ya lo expresó en imágenes Linklater en "Antes del amanecer". Gran película, por cierto.

Salut ;)

UnaExcusa dijo...

Sí: de hecho le escribí un texto a Before Sunrise y Before Sunset que anda también por este blog...

pickpocket dijo...

Es bonito, tiene esa extraña familiaridad de lo intimamente vivido.

¿Cómo no sentirse reconocido?

Friks Vaporup dijo...

Uisss! Pues sí, ya encontré la entrada. Menos mal que no me has puesto aquello de "usa el buscador" XD

UnaExcusa dijo...

Jeje... Creo que no tengo buscador: hay que investigar...

UnaExcusa dijo...

Por cierto, me encantó la foto.
Yo buscaré a Neptuno, cuando caiga la noche, dentro de algunos días...